lunes, 19 de junio de 2017

¿Stand by?

¡Hola Ricitos!

Han pasado ya casi 3 meses desde mi última publicación en el blog y, ante todo, quiero pediros disculpas. Si sigo aquí, queriendo crear contenido y trayéndoos las reseñas de mis últimas lecturas, es gracias a vosotros, por todo el apoyo que me dais. Sin embargo, este ha sido mi último año de carrera y los trabajos de última hora y el papeleo final me han tenido más ocupada de lo que imaginaba.

Pero hoy no quiero hablaros tanto del por qué de mi desaparición de las redes, sino del futuro que les espera. Como muchos sabréis, soy estudiante de Medicina (o lo era hasta hace una semana, porque definitivamente se ha acabado) y, si mi tiempo para leer o para escribir antes era reducido, hoy empiezo una nueva etapa en la que lo será aún más: hoy empiezo la preparación intensiva del MIR. Me esperan 7 laaaaaargos meses (bueno, no más largos de lo habitual, pero a mí se me van a hacer eternos) de estudio para las oposiciones de mi vida, aquellas en las que tendré que decidir el que será mi futuro profesional a partir de ahora.

¿Y cómo influye esto en el funcionamiento del blog? Si vierais mi nuevo horario, os asustaríais... Son 10h de estudio diario de lunes a sábado, lo que me deja unas 3-4h de libertad al día para dedicármelas a mí (restando horas de sueño y comidas), aproximadamente.

A donde quiero llegar es a que, probablemente, lo que menos me apetezca durante esas pocas horas libres que tengo al día sea dedicárselas al blog o, incluso, a leer todos los días. ¡Ojo! No estoy diciendo que no vaya a leer nada estos meses o que vaya a abandonar esto por completo, pero necesito tomarme las cosas con calma. Tengo una reseña pendiente de publicar (ya está escrita, sólo que no he encontrado el momento de compartirla) y dos pendientes de escribir que quiero traeros en cuanto me sea posible, pero no quiero "obligarme" a usar ese tiempo libre aquí. Van a ser unos meses duros y habrá días en los que ni siquiera podré descansar, otros en los que lo único que querré será tirarme en el sofá y no hacer nada, o directamente irme a dormir. Tengo más hobbies además de la lectura y también me gustaría aprovechar para salir cuando tenga ocasión, para ver series, películas, hacer deporte... Lo dicho, tomarme las cosas con calma.

Quiero hacer lo que me apetezca en cada momento que tenga para mí y cuando llegue el momento de escribir reseñas, lo haré. Me encantaría poder traeros aunque sea una al mes o cada dos meses, ya que no me gustaría sentir esto abandonado del todo durante todo este tiempo y tampoco querría perder la costumbre. Aun así, no os puedo prometer nada... hasta que no me habitúe a mi nuevo horario, no sabré qué puedo o no puedo permitirme.

En definitiva, espero que no me echéis mucho de menos (aunque yo sí que os extrañaré a vosotros) y que podáis seguir disfrutando de mí, aunque sólo sea un poquito.

¡Un besazo enorme!

Au revoir! =)

lunes, 27 de marzo de 2017

Reseña: "Ciudad de las almas perdidas"

AVISO: La sinopsis puede contener spoilers del libro anterior, pero la reseña NO va a tener spoilers

Título: Ciudad de las almas perdidas
Saga: Cazadores de Sombras #5
Autor: Cassandra Clare
Traductor: Patricia Nunes
Editorial: Destino (Planeta)
ISBN: 978-84-08-00812-5
Nº de páginas: 506


Sinopsis:

Jace es ahora un sirviente del mal, vinculado a Sebastian por toda la eternidad. Sólo un pequeño grupo de cazadores de sombras cree posible su salvación. Para lograrla, deben desafiar al Cónclave, y deben actuar sin Clary. Porque Clary está jugando a un juego muy peligroso por su propia cuenta y riesgo. Si pierde, el precio que deberá pagar no consiste tan sólo en entregar su vida, sino también el alma de Jace.

Clary está dispuesta a hacer lo que sea por Jace, pero ¿puede seguir confiando en él? ¿O lo ha perdido para siempre? ¿Es el precio a pagar demasiado alto, incluso para el amor?

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Opinión:

Vaya... ¡Qué sorpresa! Seguro que esta reseña no os la esperabais, ¿eh? Jajajajajajaja. Soy tan predecible... Os prometo que quería empezar a leer 1984, de George Orwell, pero es que Cassandra Clare es mi debilidad y me temo que hasta que no termine la saga (y me quedan dos libros) no podré leer otra cosa que no sea de Cazadores de Sombras. Sus libros pronuncian mi nombre continuamente desde la estantería y yo soy débil, ¿qué le voy a hacer?

Como siempre, al ser una 5ª parte de una saga no os voy a hablar del argumento (NO hay SPOILERS), así que voy a comentaros sobre todo mis impresiones y por qué, libro tras libro, esta autora cada vez me gusta más y más. Preparaos para una entrada de ideas desordenadas, que es lo que suelo escribir últimamente, jajajajaja.

Ciudad de las almas perdidas tiene opiniones muy diversas entre los fans: la mayoría, o lo odian o lo aman. Sin lugar a dudas, es un libro muy diferente al resto. En mi opinión, es uno de los más oscuros de la saga (a falta de leerme el último, claro está, pero dudo que vaya a hacerme sufrir tanto por el destino de los personajes como este) y eso lo hace muy especial, ya que consigue hacerte dudar por completo de lo que crees correcto y de lo que no. Cassandra Clare vuelve a jugar con el lector, se mete dentro de tu cabeza y crea un cóctel de sensaciones del que difícilmente podrás escapar del todo ileso... ¡Wow! Es posible que no sea el libro con más acción del mundo, pero os prometo que ese detalle os dará exactamente igual, porque hay tantas tramas e intrigas que no te dejarán soltarlo. Además, conforme avanzas todo cambia y lo que antes era negro, puede pasar de gris a blanco en un abrir y cerrar de ojos.

Pero es que aún hay más: este libro no sólo viene cargado de oscuridad, sino también de mucho amor. Y aquí es donde aparece mi vena "fangirl" de la vida, porque no he podido disfrutar más de este aspecto. Hubo una racha de capítulos, sobre todo en la primera mitad de la novela, en la que una escena trataba sobre una pareja, la escena siguiente sobre otra, la siguiente sobre otra, y así sucesivamente, todo esto entremezclado en la trama principal como si fuera filigrana, perfectamente hilado, haciendo la lectura muy, MUY, adictiva y también amenizando en cierto modo todo esos momentos de tensión que vamos encontrando entre sus páginas. Vamos, que en un momento podía estar mordiéndome las uñas de intriga e incertidumbre y al siguiente dando saltos de emoción (y no sabéis cómo puedo ponerme yo con las escenas románticas, que hasta me da la risa nerviosa, jajajajajaja).

Los personajes dan un giro de 180º tras lo ocurrido en el libro anterior para adaptarse a la nueva situación que están viviendo. Sin contaros demasiado sobre algunos... "comportamientos"... os diré que he visto una evolución importante en muchos de ellos, con decisiones más maduras (o inconscientes, según cómo se mire) y estando dispuestos a sacrificarse por un bien común. En este aspecto me gustaría destacar sobre todo a Alec, que es uno de los personajes que más ha cambiado desde el principio de la saga: se ha vuelto un personaje más flexible, no tan cuadriculado y dispuesto a seguir las normas a rajatabla como antes, y que empieza a demostrar su fragilidad y su deseo de ser correspondido por las personas a las que más ama. Creo que es uno de esos personajes a los que no puedes evitar querer, que se te meten dentro y se quedan ahí para siempre.

Por lo general, las relaciones entre todos los personajes de Cassie (que son muuuuuuchos) son magníficas -y no me refiero sólo a las relaciones amorosas-. Crea amistades, como la de Clary y Simon, que encandilan al lector en cuanto aparecen, o el amor fraternal entre Alec e Izzy que, a pesar de las peleas y las discusiones típicas de todos los hermanos, te dejan una sonrisa en los labios tras cada comentario protector. El frikismo de Simon y cómo los nefilim nunca entienden de lo que habla (como cuando le explica a Izzy qué es Star Wars), las extravagancias de Magnus, la (ir)responsabilidad de Isabelle... Cada uno tiene una personalidad muy auténtica, son muy diferentes entre sí, pero forman un grupo maravilloso del que desearás con todas tus ganas poder formar parte.

En cuanto a Clary y Jace, no sé qué podría contar. Jace es mi personaje favorito de la saga y, como tal, siempre disfruto muchísimo de sus escenas, porque suelen ser sarcásticas hasta en los momentos más difíciles y de alguna manera eso no ha cambiado del todo aquí. Sin embargo, he tenido un pequeño conflicto con él durante gran parte de la novela... No puedo daros los motivos exactos, pero no ha sido hasta casi el final cuando he empezado a disfrutar de nuevo de él al 100% y supongo que eso ha influido en el buen sabor de boca que se me ha quedado al acabar. ¡Ojo! Que la sensación de que estaba leyendo algo bueno ha estado durante toda la historia, pero el final ha sido la guinda del pastel. Lo que sí tengo que remarcar es que Clary me ha puesto un poquito nerviosa en muchas escenas, porque era una duda andante, parecía que llevara escrito en la frente "no sé qué se supone que estoy haciendo", pero en cierto modo no puedo por más que entenderla, jajajajaja. Es un libro bastante duro para todos los personajes en general y habría que ponerse en esa situación para comprender los cambios en la balanza. Aun así, por primera vez en lo que llevo de saga, hubo un momento en el que prefería leer sobre cualquier otro personaje antes que sobre ellos, y eso es extremadamente raro en mí (os lo prometo, EXTREMADAMENTE raro)... Disfrutaba tanto con las escenas de Simon, Jordan, Maia, Alec y cia. que cuando aparecían Clary o Jace (y otro personaje del que no puedo hablar) sentía que me faltaba un "algo" que me atara del todo a ellos. Menos mal que la sensación no duró mucho... Aunque supongo que eso mismo que me ponía de los nervios era luego lo que más me entretenía, porque nunca sabía qué podría esperar a continuación.

Y es que una de las cosas que más me gusta de Cassandra Clare es precisamente eso, que no es predecible. Cuando crees que ya nada va a poder sorprenderte más, ¡ZAS! Te quedas boquiabierto sin remedio. Además, es una experta del "secretismo" (o como queráis llamarlo): sabe perfectamente como mantener intrigado al lector, soltando información a cuentagotas, e incluso engañándote para luego darle un giro a la trama que no veías venir. Eso sí, te hará sufrir... Siempre uso la misma expresión, lo sé, pero es que es perfecta: ¡Cassie es mitad ángel y mitad demonio, una auténtica bruja! Juega con los personajes como quiere, volviéndolos locos a ellos y, por ende, también a ti que lo estás leyendo. Y querrás que pare, pero al mismo tiempo querrás que siga. Desde luego, yo nunca había experimentado una sensación igual al leer un libro y me he dado cuenta de que me encanta, jajajajaja. Llamadme bruja a mí también, pero es lo que hay...

En definitiva, sí, Cassandra Clare lo ha vuelto a hacer... Pensaba que habría un momento en que dejaría de sorprenderme, pero creo que ese día no llegará nunca. Si bien no ha sido mi libro favorito de los que llevo hasta el momento (Ciudad de Cristal ostenta ese puesto y difícilmente algún otro lo hará caer), ¡me ha fascinado! No tengo palabras para describir todo lo que me ha hecho sentir y la sensación que me ha dejado tras acabar. Me encanta ese torbellino de emociones que me dejan estos libros. ¡Sencillamente mágico!

Puntuación:

4/5
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué más queréis que os diga? Si ya me vais conociendo de sobra... Esta historia me ha atrapado de un modo que nunca habría imaginado y sus libros se han convertido casi en una religión para mí. A falta de dos libros para acabar este "bloque" de la serie (porque la autora está escribiendo historias nuevas ambientadas en este mundo), tengo muchísimas ganas de saber cómo termina todo y, al mismo tiempo, sé que me va a dar mucha pena. Será una de esas historias que se van a quedar conmigo para siempre, lo tengo claro.

Nos leemos la semana que viene. Hasta entonces... ¡FELIZ SEMANA Y FELICES LECTURAS!

Au revoir! =)

lunes, 20 de marzo de 2017

Book Tag: El librófono

¡Hola Ricitos!

¿Cómo estáis? Ante todo, perdonad que últimamente no pueda publicar todas las semanas como solía hacerlo, pero tengo muy poco tiempo libre y no puedo dedicarle al blog tanto como me gustaría. Tengo varias entradas pendientes, entre ellas una nueva reseña, así que espero ir escribiéndolas poco a poco para traeros contenido más a menudo.

Hoy vengo con un Book Tag muy divertido al que me nominó Julietta, del blog Unas maravillas de libros, que si no lo conocéis os animo a pasaros por él porque es maravilloso. El Tag no tiene mucho que explicar: como siempre, una serie de preguntas relacionadas con un tema en concreto, en este caso las llamadas telefónicas, y los libros. Ya lo iréis viendo...

No me enrollo más. ¡Empezamos! =)

#1 - Llamada perdida: Un libro que no terminaste

Siempre nombro el mismo cuando me hacen esta pregunta, pero es la gran losa que me pesa desde hace años y creo recordar que es el único libro que no he conseguido acabar en toda mi vida... Estoy hablando de El diario de Ana Frank. ¿Problema que le vi para no poder acabarlo? ¡Ninguno! Eso es lo más "gracioso", que me estaba gustando mucho, pero por circunstancias de la vida lo aparqué cuando llevaba la mitad y aún no he vuelto a cogerlo de la estantería. Es mi eterno propósito literario año tras año desde entonces y, sin embargo, ahí sigue, todavía con el marcapáginas dentro por donde me quedé. El día que me atreva a cogerlo de nuevo, haré una fiesta.

#2 - Llamada a tres: El personaje que más te hace reír, el que más odias y el que más amas

En esta pregunta no todo es absoluto, porque podría nombrar muchos personajes en cada una de las categorías que se mencionan, pero he hecho el esfuerzo de elegir sólo uno para cada una y espero que me lo valoréis, jajajajaja.

Uno de los personajes literarios que más me hace reír es Jameson Rook, el protagonista de la saga policíaca Nikki Heat, basada en la serie de televisión Castle. Si conocéis la serie y al personaje principal, os podéis hacer una idea de cómo es Rook: divertido, sarcástico, algo infantil y con muy buen corazón. A mí se me dibuja una sonrisa en la cara automáticamente cuando él aparece en escena y al cabo de un rato ya no puedo parar de reír con sus ocurrencias, así que dicho está... ¡Es el mejor!

El personaje que más odio... no odio a muchos personajes, porque aunque sean más malos que la quina valoro mucho la importancia que tienen en las historias. Aun así, puede que uno de los que menos me gustan sea el Rey Clarkson Schreave, de La Selección. Es el padre del Príncipe Maxon y me parece una auténtica piedra en el zapato de America, de su hijo y de todo el reino de Illéa. Sobre todo a partir del segundo libro, en el que empecé a odiarlo de verdad...

Y el personaje que más amo, ¿creéis que seríais capaces de adivinarlo? Porque yo creo que sí, jajajajaja. No podía ser otro que Jace Wayland, de la saga Cazadores de Sombras. Jace es uno de esos personajes con los que, cuando consigues atravesar la coraza que crean alrededor de sí mismos para protegerse (o para proteger al mundo de ellos, según cómo se mire), es imposible no caer a sus pies y empezar a amarlo como si te fuera la vida en ello. Tiene muchos fantasmas, eso también cierto, pero su alma es tan pura... Cada libro que leo de la saga lo amo aún más, no lo puedo evitar.

#3 - Facturas: El precio más alto que pagaste por un libro

El libro más caro que me he comprado yo con mi propio dinero (porque seguro que tengo libros más caros que éste por la estantería, pero fueron regalos o directamente no sé cuánto valían) creo que fue La última canción, de Nicholas Sparks. Lo compré hace años, cuando acababa de salir la adaptación cinematográfica protagonizada por Miley Cyrus (que, por cierto, es muy buena película, por si no la habéis visto) y me costó casi 20€. Puede que no parezca mucho, ya que actualmente hay libros más caros, pero para mí y más en aquella época adolescente era una buena paga. No obstante, mereció la pena el precio: ¡es un libro precioso!



#4 - Interferencia: Un libro con el cual hiciste una pausa y después de un tiempo lo retomaste

No me gusta empezar libros si sé que no voy a poder acabarlos relativamente pronto o voy a tener que dejarlos a medias por falta de tiempo, así que esto me ha pasado muy poco. Aun así, recuerdo cuando hace unos años me compré Ola de calor, el primer libro de la saga Nikki Heat de Richard Castle, y lo empecé inmediatamente al llegar a casa. Ilusa de mí que creía que podría leerlo rápido y me vi finalmente con los exámenes a la vuelta de la esquina... Tuve que hacer una pausa y retomarlo un tiempo después, una vez libre, aunque tuve que empezarlo de nuevo desde el principio porque al ser novela policíaca ya no me acordaba de nada de lo que había pasado, jajajajaja.

#5 - Mensaje de voz: Un libro con frases que siempre dices

La verdad es que no suelo ir por la vida diciendo citas de mis libros y no hay ninguna expresión o frase que haya hecho mía hasta tal punto como para comentarla continuamente, pero reconozco que tengo una debilidad comprobada por los fragmentos que tratan sobre las cicatrices. Es un tema muy personal y que me afecta en cierto modo, por lo que siempre termino marcando ese tipo de citas con las que me siento especialmente identificada. Una de mis favoritas, del libro Cruzando los límites, es la siguiente: «Mi cuerpo está lleno de cicatrices y todas están ahí por un motivo u otro. No lamento ninguna porque cuentan cómo he llegado a ser quien soy».


#6 - Marcado rápido: Un libro que te gustaría leer y releer varias veces

Con esta pregunta no tengo ninguna duda, aunque pongo condiciones... Dos velas para el diablo, de Laura Gallego, fue mi libro favorito del año pasado y con razón. Me sorprendió muchísimo: no tenía ninguna expectativa concreta en mi cabeza porque no sabía muy bien de qué trataba exactamente (aunque sabía que me iba a gustar, ¡es Laura Gallego!) y al final me encantó. Es un libro con mil giros argumentales que no puedes prever, cada uno de ellos más sorprendente que el anterior, con unos personajes que sufren una evolución enorme de principio a fin y con una historia fantástica llena de secretos, intrigas y mucha inocencia. En definitiva, ¡recomendadísimo! El "problema" es que me encantaría releerlo una y mil veces, porque me fascina, pero ojalá pudiera olvidar una y otra vez la historia y que me sorprendiera cada vez que lo leyera de nuevo.

#7 - Sin servicio: Un libro que tardaste mucho en conseguir

El primer libro que se me pasó por la cabeza nada más leer esta pregunta fue Crepúsculo y os voy a contar la anécdota que va detrás. Lo leí por primera vez con unos 15 años (antes de que saliera la película, por cierto) cuando una amiga me lo dejó y me enganchó tantísimo que supe que quería leer el resto. En lugar de pedírselos, porque ella los tenía todos, quise hacerme con ellos y leerlos con mis propios ejemplares, pero decidí esperar a Reyes para que me los regalaran. No os imagináis cuál fue mi sorpresa al descubrir bajo el Árbol Luna Nueva, EclipseAmanecer... y Crepúsculo también, pero en otra edición totalmente diferente. Me enfadé un poco y me tiré varios años "reprochándole" a mi madre (aunque la culpa fue de la librería, todo hay que decirlo) tener uno de los libros en otra edición, que no encajaba para nada con el resto... hasta que unos 3 o 4 años después finalmente mis padres me lo regalaron por mi cumpleaños en la edición original, jajajajajaja. Ahora tengo dos ejemplares de ese mismo libro, aunque terminaré deshaciéndome del primero algún día.

#8 - Videollamada: Un personaje que te gustaría que fuera real

¿De verdad hace falta que os lo diga? Jajajajajaja. Tengo que repetirme, es inevitable... ¡JACE WAYLAND! No tengo más palabras que las que ya he dicho, y no solo en esta entrada, sino cada vez que hablo de la saga y me toca mencionarlo. Me encanta. Me hace reír con su sarcasmo, cuando se vanagloria medio en serio, medio en broma, o cuando intenta hacer chistes verdes y Clary siempre lo interrumpe; cuando habla con el corazón y termina derritiéndote como al hielo, tan sincero y con la pureza de su alma en sus palabras. No sé, es muy difícil describir todo lo que un personaje de un libro puede llegar a hacerte sentir (y los lectores lo sabéis), pero es así. Me gusta muchísimo Jace y si fuera real me moriría aquí mismo, jajajajajaja. Y más aún si apareciese con la cara de Alex Pettyfer, mi Jace particular  (y el único Jace que puede existir para mí, aunque nunca haya podido interpretarlo porque siempre hayan elegido a actores que no encajaban con el personaje, just saying!).


#9 - Smartphone: ¿Libro físico o ebook?

LIBRO FÍSICO SIEMPRE. He leído en ambos formatos y no puedo decir que el ebook no me guste, porque en realidad es bastante cómodo y puedes llevarlo fácilmente a un lado u otro sin problemas, pero no hay nada como coger un libro entre tus manos, sentirlo, pasar sus páginas, olerlo, marcarlo, volver a la estantería a por ellos una y otra vez... Incluso el hecho de ir a una librería y pasearte entre los estantes en busca de algo que te llame la atención es algo que no puedes hacer con los ebooks. No se vive de la misma manera.

#10 - Número no disponible: Un libro que todos han leído pero que eres reacio a leer

¿Sólo uno? Porque tengo varios: After, El señor de los anillos, El corredor del laberinto, Juego de Tronos... Todo son libros que no tengo intención de leer, al menos en un futuro cercano (aunque no me llaman la atención y no creo que lo haga tampoco en el lejano, pero nunca digas nunca). Sin embargo, hay uno que sí tengo muchas ganas de leer pero con el que aún no me he animado porque me infunde cierto respeto: El nombre del viento, de Patrick Rothfuss. Prácticamente todo el que lo ha leído lo adora y a mí la fantasía me gusta muchísimo, pero es taaaaaaaaaan grande y he oído que al principio puede hacerse un poco lento, que siempre estoy en un "sí pero no" con él. Ojalá algún día, en alguna época en la que tenga un poco más de tiempo libre, me atreva a darle una oportunidad.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Pues hasta aquí la entrada de hoy. Espero que os haya entretenido leerla tanto como a mí escribirla. Decidme en los comentarios qué libros habríais elegido vosotros para cada pregunta o si coincidís conmigo en alguno y así fangirleamos, jajajajaja.

¡Ah! Casi se me olvida: como siempre, yo no nomino a nadie a hacer el Tag pero me encantaría que os animarais y lo llevarais a vuestro blogs, que es muy divertido. Y si lo hacéis decídmelo, que estaré encantada de pasarme a verlo.

Ojalá en breve pueda traeros nueva reseña. Hasta entonces... ¡FELIZ SEMANA Y FELICES LECTURAS!

Au revoir! =)

martes, 28 de febrero de 2017

Reseña: "Príncipe mecánico"

AVISO: La sinopsis puede contener spoilers del libro anterior, pero la reseña NO va a tener spoilers

Título: Príncipe mecánico
Trilogía: Cazadores de Sombras: Los Orígenes #2
Autor: Cassandra Clare
Traductor: Patricia Nunes
Editorial: Destino (Planeta)
ISBN: 978-84-08-10233-5
Nº de páginas: 456


Sinopsis:

Consciente del singular poder de Tessa, el Magíster sigue tras sus pasos, dispuesto a acabar con los Cazadores de Sombras. La culpa de una desgracia que destrozó su vida.

Tessa, junto al bello y autodestructivo Will y el dulce y devoto Jem, iniciará un viaje que los llevará no sólo a descubrir la tragedia de su enemigo, sino también el secreto familiar que esconde la verdadera identidad de la chica.

La magia es peligrosa, pero el amor lo es todavía más.

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Opinión:

Vuelvo con Cazadores de Sombras, ¡wii! Y conociéndome como me conocéis (porque sé que me conocéis), ya sabréis la opinión que voy a dar de este libro... ¿o quizá no? Igual os lleváis una sorpresa, quién sabe. ¿Queréis descubrirlo? ¡Pues seguid leyendo!

Antes de nada, os dejo aquí la reseña que hice del primer libro de la trilogía, Ángel mecánico, para los que no hayáis leído nada de esta historia y queráis poneros en contexto. Podéis estar totalmente tranquilos porque NO voy a hacer spoilers de ningún tipo, ni sobre este libro ni sobre el anterior, pero tampoco voy a repetir lo que ya comenté sobre la historia de los Cazadores de Sombras y el contexto en el que se desarrolla esta trama, así que pasaos por allí si queréis un poquito más de información ;)

Como viene siendo habitual en Cassandra Clare, no ha dejado de sorprenderme. Tras un primer libro bastante intenso y cargado de información, creía que éste estaría algo por debajo (ya sabéis lo que dicen: "segundas partes nunca fueron buenas"), pero nada más lejos de la realidad. Príncipe mecánico continúa la historia por donde se quedó su predecesor, con todas las intrigas abiertas y con más dudas que respuestas. No puedo decir que este libro haya sido de lo más esclarecedor (de lo contrario, no tendría una tercera parte), pero sí he de confesar que empiezan a resolverse algunas incógnitas, la mayoría de una forma muuuuuuuuuuy interesante, y que la evolución de los personajes a lo largo de las 456 páginas ha sido enorme. No obstante, he de decir que no todo han sido respuestas, ya que también surgen nuevas preguntas que te dejan boquiabierta y hacen que no quieras soltar el libro por nada del mundo.

¿A quién quiero engañar? ¡Sabéis que me ha fascinado! Con esta autora siempre es igual: sorpresa, tras sorpresa, tras sorpresa... y eso me encanta. No acabas de salir de un ataque al corazón cuando casi estás entrando en otro. Y no sólo te hace sufrir, sino que también hay escenas divertidísimas (sobre todo cuando Will o Magnus Bane están en ellas... ¡es inevitable!), con las que me reí muchísimo y que amenizaban la lectura de una manera perfecta.

«Si no hay nadie en el mundo a quien le importes, ¿realmente existes?»

Se me hace muy difícil hablaros de una segunda parte sin poder contaros nada sobre la trama (sobre todo con estos libros, en los que el más mínimo detalle de más puede arruinároslo todo) y seguro que lo notáis por la forma en la que estoy escribiendo hoy, pero no puedo hacer más. Pequeños datos sueltos, algo infusos y muy subjetivos, pero confiad en mí cuando os digo que acaba de empezar el año y ya estoy ante una de mis mejores lecturas. Ojalá existiera un manual sobre cómo reseñar continuaciones, jajajajaja.

En cuanto a los personajes, ya os he avisado de la gran evolución que han presentado de un libro a otro. Tessa cada vez me gusta más: es una chica muy fuerte y decidida, dispuesta ayudar incondicionalmente a la gente a la que aprecia en todo lo que le sea posible, con las ideas muy claras (si no hablamos de hombres, claro está) y con un firme objetivo en mente. Comenzó siendo un personaje muy perdido, que no sabía cuál era su sitio y que confiaba muy poco en su propia fuerza, pero poco a poco la vemos crecer y reforzarse y, aunque todavía no conozca muy bien quién es realmente, empieza a darse cuenta de que lo importante no es su pasado sino su presente y su futuro. Creo que se está convirtiendo en uno de mis personajes favoritos de la literatura.

Y hablando de hombres... ¿recordáis mi conflicto por discernir si yo era más Team Jem o Team Will? ¡Pues estoy peor ahora que antes! Ambos son como las caras de una misma moneda, pero de una de oro, de las que merece la pena conservar. Jem es todo dulzura, tranquilidad, amabilidad; mientras, Will es descarado, atrevido, irónico. Son como dos partes separadas de un todo maravilloso, dos partes que se complementan y que no podrían existir sin el otro. Ya en el primer libro conocemos algunos secretos del pasado de Jem, pero aquí... ¡Oh, Gosh! Empezamos a conocer por fin a Will detrás de esa armadura de idiotez que había creado en torno a sí mismo, y creo que he caído rendida a sus pies. Es posible que nunca pueda decidir entre uno de los dos, porque para mí son uno solo, las dos partes de una persona perfecta, pero al menos espero poder seguir disfrutando de ellos como hasta ahora en su gran final, en Princesa mecánica.

«Khal epa ta kala. [...] Lo que vale la pena tener, las cosas buenas, nobles y honorables, son difíciles de conseguir.»

¡Ah! Casi me olvidaba: aún no he acabado de contároslo todo sobre ellos. En realidad, quiero hablaros sobre una de las cosas que más me ha gustado de este libro, y es que la relación entre los dos chicos es sumamente preciosa. Will y Jem son parabatai, hermanos de juramento, y prometieron ante la Ley protegerse el uno al otro en la lucha y hasta la muerte. Los que no habéis leído la saga puede que no os hagáis una idea, pero leerlos juntos es uno de los mayores placeres que un lector puede experimentar. Son hermanos de juramento pero se comportan como hermanos de sangre, se protegen mutuamente, confían el uno en el otro y ver cómo ambos se preocupan por su compañero es mágico. No había sido consciente de este vínculo hasta este libro y, sobre todo, hasta una de las escenas finales que me partió en mil y un pedazos y terminó por unirme a mí también a ellos. Sólo por eso, ya merece la pena adentrarse en estas páginas.

Para terminar con los personajes, una pequeña mención para Sophie, la criada de los directores del Instituto de Londres. He alucinado con ella, sólo diré eso. Su evolución ha sido brutal: ahora parece una persona totalmente diferente a la que era cuando comenzó la historia y está subiendo posiciones en mi lista de personajes favoritos. ¡Una auténtica BADASS!

Acabando con esta reseña de datos sueltos y desordenados, tengo que hablaros de lo que ya sabréis si me seguís desde hace un tiempo: mi amor-odio hacia Cassandra Clare. Para ser sincera, el odio es mínimo... sólo cuando le hace cosas malas a los personajes que más me gustan, pero ¿qué gracia tendría si todo saliese bien siempre? Son esos baches los que hacen que la historia sea tan absolutamente perfecta. Clare es de mis escritoras favoritas, de eso no cabe la menor duda, y espero que de aquí a los tres libros que me faltan para completar este bloque de la saga no me decepcione (y sé que no lo hará, confío en ello).

«-Nunca me había importado -continuó él-. Estar perdido, quiero decir. Siempre había pensado que no se podía estar del todo perdido si se conocía el propio corazón. Pero me temo que puedo perderme si no conozco el tuyo.»

Para terminar, y esta vez sí que sí, la única pega que le voy a poner, y no a este libro en concreto sino a la saga en general, es que el orden "recomendado" de lectura de los libros es por orden de publicación, intercalando los tres últimos de la saga Cazadores de Sombras con la trilogía de Los Orígenes, y verdaderamente ¡es una auténtica TORTURA! Cuando terminé de leer Ángel mecánico sólo quería continuar con esa historia, pero no podía porque tenía que leer Ciudad de los ángeles caídos; luego, cuando leí CDLAC sólo quería continuar con Ciudad de las almas perdidas, no leer Príncipe mecánico; y ahora estoy ansiosa por seguir con Princesa mecánica, pero tengo que leerme CDLAP. Lo que yo digo... ¡TORTURA! Reconozco que por un lado me encanta, porque la historia está pensada para leerla así y no spoilearte cosas de unos libros a otros, y cuando me voy encontrando con las referencias me hace mucha ilusión; pero por otro lado, siempre quiero continuar con la historia que acabo de terminar, no pasarme a la otra... ¿Entendéis lo que os digo? ¡Voy a volverme loca! Aunque también os digo que ha sido decisión propia leerlos así, que podría haberlo hecho de otro modo, así que supongo que tengo gran parte de la culpa de mi locura, jajajajajajaja.

En definitiva, Príncipe mecánico ha sido otra de las grandes obras de Cassandra Clare, un libro que me ha mantenido enganchada de principio a fin, con unos personajes maravillosos que han tenido una evolución gigantesca (¡para nada planos!) y con una historia original y tan bien construida que no puedo ponerle ni una sola pega (aunque no le pongo el 5 porque me lo estoy reservando para el final, que conste, jajajajaja). Cassandra Clare NUNCA, JAMÁS, dejará de sorprenderme. ¡Ángel y demonio a partes iguales! ¡Una auténtica bruja! Y una auténtica diosa...

Puntuación:

4.5/5
(¡Ojo! Pero más cerca del 5 que del 4, ¿eh?)
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

¿Qué queréis que os diga que no haya dicho ya? ¡LEED CAZADORES DE SOMBRAS! No me seáis mundanos...

¡Feliz semana y felices lecturas!

Au revoir! =)

martes, 14 de febrero de 2017

Reseña: "Rompiendo las reglas"

AVISO: La sinopsis puede contener spoilers del libro anterior, pero la reseña NO va a tener spoilers

Título: Rompiendo las reglas
Serie: Cruzando los límites #2
Autor: María Martínez
Editorial: Titania (Ediciones Urano)
ISBN: 978-84-16327-18-8
Nº de páginas: 416


Sinopsis:

«El amor te destruye, te rompe en mil pedazos que nadie puede recomponer... Nadie salvo tú.»

Tyler es sexy, inteligente y seguro de sí mismo. Cabreado con el mundo, su carácter es impredecible. Los tatuajes de su cuerpo son el recuerdo constante de todo lo que ha perdido, de los errores que jamás podrá perdonarse y de los deseos que nunca logrará cumplir. Ha aprendido del peor modo posible que amar significa sufrir, y que el único modo de sobrevivir es regirse por sus propias reglas.

Cassie es lista y divertida, un poco cínica, y no le importa lo que los demás piensen de ella. Sabe cuáles son sus prioridades, sus expectativas, y tiene muy claro la clase de vida que quiere vivir. Pero bajo esa apariencia de seguridad y control, se esconde un corazón roto y asustado que intenta proteger a toda costa.

Han pasado casi dos años desde que Tyler y Cassie se vieron por última vez. Ninguno está preparado para el reencuentro, para aceptar que la atracción que una vez sintieron sigue ahí, bajo la piel, imposible de ignorar. Enamorarse sin remedio parece inevitable; pero, a veces, el amor no es suficiente.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Opinión:

Sé que os he tenido un poco abandonados estas semanas, pero ya estoy de vuelta y con la reseña de un libro que tenía muchas ganas de leer. El verano pasado leí Cruzando los límites, el primer libro de esta serie de María Martínez, y me gustó bastante, así que quería darle una oportunidad a esta segunda historia. Vamos a ver qué me ha parecido =P

Rompiendo las reglas nos cuenta la historia de Cassie, una chica de 20 años que estudia en la Universidad de Virginia y vuelve a su casa en Carolina del Norte para pasar las vacaciones de verano. Allí se reencontrará con Tyler, un chico con el que estuvo liada dos años atrás y por el que sentía (y siente) una atracción física que no puede controlar, atracción que él también comparte. A partir de entonces, ambos van a luchar por mantener a raya sus impulsos y no involucrar sus corazones rotos por culpa del pasado en esa "relación" que nunca acabó entre ellos.

Antes de nada, quiero aclarar el papel que tiene esta novela en la serie de la autora: ¡no es una segunda parte! Es el segundo libro de la serie, pero realmente es un libro "complementario", no una continuación como tal de la historia anterior. No obstante, aunque mucha gente dice que son libros independientes y se pueden leer en el orden que quieras (porque son historias de diferentes personajes), yo no lo considero así: esta historia sucede dos años después de la primera y sus protagonistas son personajes secundarios de Cruzando los límites, por lo que es recomendable leer la primera novela antes de adentrarse en esta para conocer el "comienzo" de todo lo que se nos narra ahora. Además, en este segundo libro nos reencontramos con los protagonistas del anterior, así que si queréis evitar spoilearos cosas... ¡leedlos en orden!

Dicho esto, pasemos a comentar la trama. Sin rodeos: me ha gustado mucho. Al contrario de lo que ocurría con Cruzando los límites (que os voy a dejar la reseña que hice aquí), esta historia es un poco menos cliché, ya que no es la típica historia de chico malo y chica buena. Cassie no es una niña pija e inocente, sino que es un personaje muy fuerte, independiente y segura de sí misma, que sabe lo que quiere y a la que le importa una mierda lo que la gente piense de ella. Siento la expresión, pero es la mejor forma de describirla... es que ella es así. Además, ambos protagonistas son muuuuy similares entre sí y sus personalidades chocan constantemente, teniendo la historia muchos altibajos emocionales. Los que me conocéis sabéis que las historias románticas me encantan, pero que si tienen tiras y aflojas pues mucho mejor, porque es lo que realmente me mantiene enganchada y me lo paso genial. Con esta novela me he reído muchísimo y también me ha sacado bastante de mis casillas, ya que los personajes eran tan cabezotas la mayoría de las veces que no podía evitar reírme hasta cuando se tiraban los trastos a la cabeza. Aunque una cosa sí que quiero destacar: no hay una trama secundaria que destaque (como pasaba en el libro anterior), sino que básicamente lo principal es la historia de amor y los líos que surgen entre la pareja y la gente de su entorno.

«No importa cuántos planes hagas, no se puede controlar lo incontrolable.»

Como ya os he comentado, Cassie es un personaje que me ha encantado. Es fuerte, tiene muy claro lo que quiere para su futuro y no se deja amedrentar por nada ni por nadie, aunque es bastante cabezota e impulsiva en muchas ocasiones, lo que le ha costado algún que otro disgusto. He llegado a llorar de risa con algunas situaciones en las que se ha visto envuelta con Tyler, porque de verdad que son tan parecidos que cuando ambos quieren llevar razón... ¡tela! Sin embargo, debajo de todo ese escudo de seguridad puede entreverse algo de vulnerabilidad, causada por el miedo a que le rompan el corazón como hizo un chico tiempo atrás. Esto crea un conflicto interior en ella entre lo que realmente quiere y lo que cree que necesita para su vida. Sinceramente, es un personaje muy completo. No obstante, no he conseguido meterme de lleno en su cabeza, terminar de empatizar con el personaje del mismo modo que hice con Savannah (la protagonista de la primera historia y la mejor amiga de Cassie); la conexión con Sav fue instantánea, porque es demasiado parecida a mí en muchos aspectos y eso hizo que me marcara de un modo que no ha conseguido ningún otro personaje todavía. Supongo que con un precedente así no es fácil repetir, pero aun así Cassie me ha gustado mucho.

En cuanto a Tyler, tampoco se le puede calificar como chico malo. Es un chico de familia humilde, el mayor de dos hermanos y, aunque es bastante responsable en cuanto a su familia se refiere, también es un cabeza loca. Como ya os he dicho, es parecido a Cassie: cabezota, siempre quiere llevar razón, es impulsivo y se mete en líos de vez en cuando... Digamos que va de malote y "gallito", pero en realidad tiene un corazón enorme, a pesar de que para solucionar los problemas haya sacado sus puños a pasear alguna que otra vez. Es un chico difícil, con un pasado que le pesa sobre los hombros y por el que se culpa, y está dispuesto a hacer lo que sea necesario para que no se vuelva a repetir, aunque con ello tenga que hacer daño a la gente a la que quiere, incluso a sí mismo. Me ha desesperado su actitud muchas veces, porque se comporta como un imbécil la mayor parte del tiempo, mas también me ha hecho reír como nadie... es muy contradictorio, lo sé, pero es que solo puedo pensar en las risas que me he echado y en lo que me he divertido con él. Mi favorito sigue siendo Caleb, todo hay que decirlo, pero como en el caso de Cassie, Tyler me ha encantado. Me gustan los personajes cabezotas, qué le vamos a hacer...


«No debemos olvidar el pasado. [...] El pasado nos enseña quién no queremos ser y, lo más importante, quién queremos ser. No debemos dejarlo atrás, no es bueno intentar olvidar a toda costa o te volverás loco. Pero igual de malo es querer vivir en él como si el futuro no existiera, eso también te vuelve loco.»

Sobre la pluma de María Martínez, no tengo mucho que añadir que no dijera ya en la reseña de Cruzando los límites: su manera de escribir es muy fresca y directa, sin florituras que te distraigan de lo realmente importante de la historia. Es un lenguaje sencillo y actual, pero que atrapa por completo y que se lee fácilmente, avanzando en la historia sin que apenas te des cuenta. No obstante, todo lo bueno que tiene su forma de escribir no se compensó del todo con la originalidad en la trama de la novela... Voy a intentar explicarme sin hacer spoilers, lo prometo:

Mientras leía, llegué a un punto en la historia en el que se me ocurrió una trama "complementaria" en mi cabeza que quería que pasara con todas mis fuerzas, pero no os podéis imaginar cuál fue mi sorpresa al descubrir que pasaba de verdad. Juro que me quedé boquiabierta, porque a pesar de mi loca idea, jamás hubiera imaginado que llegaría a suceder realmente. Sin embargo, aunque quedé encantada con este detalle, no lo estuve tanto con el cierre final que le da la autora a este asunto. No me suelen molestar las cosas predecibles, pero es que esto se veía venir incluso antes de que apareciese el problema y no me gusta este tipo de finales... ¿forzados? Quizá forzado no sea la palabra adecuada, pero me pareció una solución muy trillada y además tratada de un modo rápido y algo frío, como si fuera necesario solucionar las cosas pronto para acabar la novela. No sé... me da mucha pena porque el libro me ha tenido muy enganchada de principio a fin y las historias personales de los protagonistas me parecieron muy buenas, pero ese final dejó mucho que desear para mí. Cualquier otro desenlace, CUALQUIERA (aunque un poco más trabajado con calma y sensatez, eso sí), me habría gustado más que el que realmente tiene, mas tampoco quiero condenar toda la novela por esto. Son sentimientos encontrados y me jode, para que lo voy a negar, pero es lo que hay... Ibas bien, realmente bien María, pero me decepcionaste un poquito con ese final. ¡Lo siento! =(

¡Ojo! Os recuerdo que esta es sólo mi opinión. Creo que no es necesario que os lo diga, pero aun así he querido recalcarlo. El libro en general me ha gustado bastante, ya que tiene algo diferente gracias al toque fresco que le aporta esa fuerte personalidad de ambos protagonistas, pero el final me ha defraudado y como tal tengo que contároslo. No obstante, pese a que no ha sido mi caso sobre todo porque, como ya os he dicho, siento una conexión muy especial con Savannah que no llegué a sentir con Cassie, en general este libro suele estar mejor valorado (al menos en Goodreads y en otras reseñas que he leído) que su predecesor, aunque yo siempre me quedaré con el primero. ¡Es inevitable! Cuando algo te marca, se queda en ti para siempre...

«-Eres un mierda -le gritó al tiempo que le enseñaba un dedo. Caleb, con medio cuerpo dentro de su coche, le sonrió divertido-. «Ojalá se te meta bajo la piel». Eso dijiste, ¿no? ¿Satisfecho?»

En definitiva, Rompiendo las reglas ha sido una historia fresca y adictiva que he disfrutado bastante, aunque el desenlace dejara mucho que desear en mi opinión. Con personajes fuertes y muy divertidos, es una novela que no querrás soltar y que te hará reír, enfadarte, llorar y reflexionar sobre cómo quieres llevar tu vida. Sinceramente... ¡la recomiendo!

Puntuación:

3/5
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

...y hasta aquí la reseña de hoy. Puede que me haya quedado un poco larga, pero estoy bastante contenta con el resultado. A pesar de que han pasado unas semanas desde que terminé el libro, tenía las ideas muy claras sobre lo que quería escribir, así que espero que os guste y que os animéis a darle una oportunidad a esta serie y a esta autora española.

Nos leemos la semana que viene con más. Hasta entonces, ¡FELIZ SEMANA Y FELICES LECTURAS!

Au revoir! =)